Los desayunos del verano deben ser frescos y ligeros. Las temperaturas aprietan durante toda la estación y las olas de calor pueden sorprenderte. Para soportar las altas temperaturas nada mejor que empezar con algo fresco, que te aporte energía y que sea realmente sabroso. En esta entrada te damos las claves de un desayuno veraniego perfecto.

Que no falten las frutas y la leche

Las frutas no pueden faltar, ya que son uno de los alimentos más refrescantes que podemos encontrar. No por nada son prácticamente agua y contienen una gran cantidad de nutrientes. Además, un vaso de la leche que más nos guste, bien fresquito, nos ayudará a soportar toda la mañana del tirón y quitarnos el calor que llegamos a padecer al salir de la cama.

Date un capricho

No hay nada de malo en darse un capricho de vez en cuando, así aguantaremos mejor cualquier dieta que sigamos. Así, una buena pieza de repostería es una gran opción. Un cruasán, una berlina o una palmera de chocolate no nos van a quitar el calor, pero sí que nos van a subir la moral. Si tenemos que trabajar en medio de agosto y vemos que el ánimo se esfuma, nada mejor que darnos estos alimentos como si fueran auténticos regalos

Un buen café que no falte

El café es la bebida por excelencia del desayuno y es muy versátil. Lo podemos consumir de diferentes maneras, incluso con hielo. Si el calor aprieta desde buena mañana y necesitamos energía, un café nos dará la potencia necesaria para arrancar la jornada y empezarla refrescados. Así, soportaremos las primeras horas del día sin problemas y no se nos hará tan larga la jornada de trabajo. Sin duda, una apuesta por un verano diferente, original y repleto de energía para aguantar cada día.

Cereales y mucha fibra

Dentro de los desayunos personalizados no pueden faltar unos buenos cereales. Este alimento es un complemento ideal para las frutas y los lácteos, en especial cuando son integrales. Además, podemos combinarlos con una amplia variedad de ingredientes y degustar un pequeño bocadillo mañanero. También podemos unir todos los alimentos mencionados en la entrada y realizar un desayuno completo, el cual es recomendado por la mayoría de expertos.

Sin duda, esta es la mejor opción para la primera comida del día. Nos pondremos las pilas, probaremos alimentos de gran sabor y disfrutaremos de todo el día a tope.

Desayunos como regalos

Los desayunos son lo primero que vemos al empezar el día y no hay mejor idea que hacer de ese momento algo mucho más especial. Encargar un desayuno personalizado y repleto de regalos para la ocasión (cumpleaños, aniversarios, bodas, nacimientos) es lo más original que vas a encontrar.

imagen